TINA TURNER: CON 81 AÑOS CUENTA SU HISTORIA

Posteado el 05/03/2021

Uno de los hitos de esta 71ª edición el Festival de Berlín fue el estreno mundial de Tina, notable documental que reconstruye (una vez más) la tortuosa vida personal y la fascinante carrera artística de Tina Turner.

Una película de ficción (Tina – What’s Love Got to Do With It), varias (auto)biografías publicadas y hasta un show en Broadway (Tina: The Musical): la historia de la redención musical y humana de la artista fue contada ya una y mil veces; sin embargo, este documental codirigido por Daniel Lindsay y T.J. Martin (nominados al Oscar por Undefeated) que HBO estrenará dentro de pocas semanas conmueve como si nos acercáramos a ella por primera vez.

Es la propia Tina quien cuenta su historia a partir de una entrevista reciente (hoy tiene 81 años) y de fragmentos de distintas apariciones mediáticas previas. Sin embargo, los momentos más impactantes son los audios originales del reportaje que le dio en diciembre de 1981 a la revista People, en los que contó por primera vez y con lujo de detalles la larga saga de abusos que sufrió por parte de su primer marido y socio (jefe) musical: Ike Turner.

La historia de Anna Mae Bullock (tal su nombre real) parece haber sido imaginada por un guionista de Hollywood: la chica de un pueblo rural cercano a Memphis proveniente de una familia dedicada a la producción de algodón que cantaba gospel en el coro de la iglesia de la comunidad y que a los 17 años fue descubierta por Ike, un influyente músico formado con los grandes del blues con quien conforma el grupo Ike & Tina Turner. Tras el casamiento en Tijuana, México, en 1962 y una primera etapa marcada por el amor, llegaron los tiempos de sadismo, manipulación y una sumisión que ella explica sin medias tintas: lavado de cerebro, abusos, golpes, insultos, drogas, mucha culpa, miedo, varios intentos de suicidio y, pese a todo eso, lealtad a él. Hasta que por fin pudo enfrentarlo, huir y negociar un divorcio en 1978. Una separación en la que perdió todo, menos su nombre artístico, algo fundamental para, ahora sí, tener el control de su carrera.