CARMEN MAURA RECIBE EL "PREMIO PLATINO" DE HONOR

Posteado el 01/05/2022

Esta noche la gran actriz española Carmen Maura recibirá el Platino de Honor, una distinción que ya tienen los mexicanos Diego Luna y Adriana Barraza, los españoles Raphael y Antonio Banderas, la brasileña Sonia Braga, el estadounidense de ascendencia mexicana Edward James Olmos, y el argentino Ricardo Darín

Maura es una de las actrices iberoamericanas más reconocidas a nivel internacional, y ha trabajado con directores de la talla de Pedro Almodóvar, Álex de la Iglesia, Mario Camus, Carlos Saura, Fernando Trueba, José Luis Borau, Ricardo Larraín, André Techiné, Francis Ford Coppola, Pilar Miró y Fernando Colomo, entre otros realizadores. Es una de las más destacadas en el panorama iberoamericano, algo que refleja el extenso palmarés de reconocimientos que atesora: la Palma de Oro del Festival de Cannes, cuatro premios Goya, dos premios Felix de la Academia de Cine Europeo, la Concha de Plata del Festival de San Sebastián, el Premio César, el Premio Donostia del Festival de San Sebastián, el Premio Honorífico de la Academia de Cine Europeo, etcétera.

Carmen Maura nació en 1945 en Madrid, y después de graduarse en Letras Francesas y realizar estudios de Filosofía y Literatura en la Escuela nacional superior de Bellas Artes de París, comenzó a actuar en el Teatro Español Universitario para volcarse en la actuación a finales de los años 70’, con sus primeros papeles en cine y televisión. Fue, primero, con Folle… folle… ¡fólleme Tim! y después con Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón cuando el nombre de Carmen Maura quedaría ligado al de Pedro Almodóvar, director con el que colaboró habitualmente, convirtiéndose en la primera “chica Almodóvar”, y protagonizando varias de sus siguientes películas.

Un racconto de su trayectoria expresó Enrique Cerezo, presidente de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda), impulsora de los Premios Platino junto a la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (Fipca). Fue este sábado durante la conferencia de la actriz, quien se mostró muy distendida y dispuesta a bromear con el público, aunque también hubo momentos en los que sin perder calidez, habló muy en serio. “¡Qué baja quedo aquí! Es que quedo tan baja…”, bromeó Maura, ni bien comenzó, por el sillón que le habían puesto para la ocasión. “Estoy bastante emocionada y cuando eres mayor, estás más sensible y te impresiona más. Hay una cosa que me pasa: a veces, cuando hablan de mí, me parece que es otra porque el ser actriz ha sido para mí tan bonito, tan divertido y en el fondo mucho más fácil que todas las cosas de la vida. Entonces me he quedado impresionada después del discurso de Cerezo”, expresó Maura, para luego bromear de nuevo por el lugar elegido para que se sentara. No iban cinco minutos y ya se había ganado el auditorio.

Luego enumeró algunos países en los que trabajó: Costa Rica, México, Venezuela, Colombia, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile. “Vi pasar momentos maravillosos, así que este premio me viene bien porque me va ayudar a contarle a la gente lo que son los Premios Platino porque las películas no llegan. A veces, hago copias para mis amigos. Pero la mayor satisfacción de hacer películas es que la gente las vea. Y muchas veces no pasa eso”, reconoció Maura. También se refirió al momento complicado que atraviesa el cine. “Yo tengo 76 años, pero voy a seguir trabajando porque para mí este trabajo es como una vitamina. Estoy segura que si dejara ponerme delante de la cámara me volvería sosa. Es que me encanta no hacer nada, por ejemplo. O ir al campo y mirar los árboles o los animales. Entonces, más bien voy a seguir trabajando”, dijo entre risas del público.