"VIAJE A LOS PUEBLOS FUMIGADOS" DE PINO SOLANAS - ESTRENO

"Viaje a los pueblos fumigados" es el documental de Pino Solanas recientemente estrenado en Berlín en donde recorre 7 provincias para recoger testimonios de numerosos expertos en agricultura y salud y víctimas de los agrotóxicos.

El senador Fernando “Pino” Solanas fue ovacionado antes y después de la proyección de su documental en el Festival de Cine de Berlín, donde tuvo su estreno mundial a sala llena en la prestigiosa sección Berlinale Special. Solanas ya recibió el Oso de Oro honorario en 2004.

El documental denuncia la sojización de Argentina y el uso intensivo de agroquímicos como el glifosato. El cineasta fue acompañado durante el estreno en el teatro Haus der Berliner Festspiele de la capital alemana por el director del festival, Dieter Kosslick, quien es el curador de la sección y también de la de competición oficial.

"No hay ninguna conciencia (sobre esta problemática), esa es una de las razones por las que he elegido hacer esta película", dijo Solanas, quien actualmente preside la Comisión de Ambiente Sustentable del Senado, en una entrevista.

"La famosa Pampa argentina, con sus pasturas naturales, alimentaba su ganado y producía cereales de los de mayor calidad del mundo. Pero la búsqueda de mayor rédito castigó el suelo y los químicos mataron su rentabilidad", advirtió el director de películas como "Memoria del saqueo", sobre los efectos de la deuda externa en Argentina.

El documental reúne entrevistas con el ex director del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Jorge Rulli, que viene denunciando desde hace décadas la adaptación del mercado agropecuario a las multinacionales mediante la idea de que cantidad es mejor que calidad; y el fallecido investigador del CONICET, Andrés Carrasco, quien logró demostrar por primera vez la incidencia del glifosato en la malformación de embriones.

El senador aseguró que es "una mentira enorme" que el modelo de agricultura intensiva actual no pueda ser reemplazado por una ecoagricultura o agricultura orgánica, y por eso cree que es imperativo que los ciudadanos se informen. "No tienen que ser idiotas que se dejen llevar por lo que dice la publicidad".