"REALITY FICTION" - CUANDO LA MENTIRA ES LA VERDAD...

Que ocurre cuando de mentiras se descubren verdades y hablando en primera persona se desenvuelven cataratas retóricas de falsedades. Casi sin desearlo y por la sola borágine del medio se está imponiendo un nuevo género comunicacional en el que como casi siempre, la tele argentina es pionera: el "reality fiction".

Gente que cuenta su historia con el desparpajo de quien no tiene más nada que decir creyendo que podrá manejar la invasión comunicacional, y otros a los que les generan las situaciones para el desborde emocional y por consecuencia las declaraciones más íntimas y sentidas. En la caótica realidad mediática sólo unos pocos sacan rédito del show de la intimidad, y lo más importante que tenemos que preguntarnos como espectadores es: ¿Que nos queda a nosotros despues de todo?

Después de los llantos derramados, las hipocrecías descubiertas, las presiones "off the record", el regodeo con el dolor, las características border usadas como entretenimiento, las hilachas de un medio que siempre estuvo "bien surcido", los códigos quebrados que en realidad siempre fueron de "silencio y obediencia debida", los pasados tapados que comienzan a mover la olla... ¿Que nos queda?

De esta tarea silenciosa e individual estará el resultado de "nuestra mirada", nuestro pensamiento y nuestro ser. No es ser tremendista, es la lógica de que si sólo lo "naturalizamos e incorporamos" sin replantearnos, esa realidad ficticia y recortada podría convertirse en nuestra verdad, lo que sería la mayor de las perversas falacias.