PREMIOS TONY - FIESTA DE TEATRO

Scarlett Johansson no podía creer la noche del domingo que su debut sobre las tablas la había convertido en la mejor actriz teatral de reparto de la temporada. "Desde que era pequeña quise estar en Broadway... y aquí estoy", dijo emocionada la actriz que acaba de recibir el Tony por su interpretación en la nueva versión de "Panorama desde el puente", de Arthur Miller, que se interpretó por primera vez en 1955.

Pero Johansson no fue la única estrella de cine reconocida por el teatro en su gran noche. Denzel Washington se hizo con el Tony al mejor actor por su trabajo en el reestreno de la obra "Fences". "Estoy impresionado. Realmente sorprendido... y bendecido", declaró el actor de 55 años al recibir su primer premio Tony.

Y su debut en Broadway también le valió un inmenso galardón a Catherine Zeta Jones. La actriz británica de 40 años se convirtió en la mejor actriz gracias al musical "A little night music", una versión de la obra de 1973 de Stephen Sondheim. "Realmente me siento como la Cenicienta", exclamó la mujer de Michael Douglas en el escenario. Por su puesto, no se olvidó de mencionar a sus padres y a su esposo en el discurso de agradecimiento. "Mi marido es una estrella del cine y yo me acuesto junto a él todas las noches", apuntó.

En las categorías más importantes en cuanto a obras teatrales, el musical Memphis, dirigido por Christopher Ahsley, se llevó el Tony al mejor musical, mientras que Red, de John Logan, obtuvo el de mejor pieza teatral.

El punto de glamour

La presencia hollywoodense en la noche del teatro en Nueva York no sólo se quedó en sus destacados ganadores. Varios presentadores e invitados de la edición también añadieron un punto de glamour a la ceremonia, que se parecía cada vez más a la entrega de los Oscar.

Katie Holmes fue anfitriona junto a Daniel Radcliffe en la entrega de uno de los premios y en la primera fila del teatro figuraban, además de Johansson, Reynolds, Zeta Jones y Douglas, Beyoncé y Jay-Z; Will y Jada Pinkett Smith; Liev Schreiber y Naomi Watts y Antonio Banderas con Melanie Griffith, además de la presencia de Ricky Martin que se prepara para interpretar el personaje de "Che" (nada que ver con Guevara) en el musical "Evita" junto a la argentina Elena Roger.