"PLATA DULCE": CIERRA EMPRESA FANTASMA INAUGURADA POR MACRI - ESCANDALO

La firma se llamaba "Noroghi" y fue presentada por el Propio Macri como un éxito de su gestión en redes sociales, abrió el año pasado en Nueva Pompeya.

Según el gobierno, la firma se dedicaba a fabricar electrodomésticos. En 2018 habían realizado su primera venta al exterior y serían los primeros en vender productos de Industria Nacional a Estados Unidos. Pero lo que parecía ser un ejemplo de éxito y emprendedorismo terminó siendo una puesta en escena de una compañia fantasma, un globo que se desinfló en poco tiempo.

Fabián Colussi, fundador de la empresa, aseguraba que también exportarían a México y que aumentarían la dotación de empleados de 132 a 200. El sitio "La Política Online" denunció en su momento que la empresa era "ficticia" y que no producía nada.

Colussi sólo es conocido por la publicidad que hace en el TC y su militancia opositora en Racing, donde siempre termina bajándose sobre el cierre de la elección. Además es socio de Gustavo Grobocopatel en el club de fútbol ‘Agropecuario de Carlos Casares'. La firma Noroghi lucía en las camisetas del club del empresario sojero.

De fluidos vínculos con el macrismo Colussi suele recibir "visitas" filmadas de funcionarios del PRO.

"Tienen un par de empleados registrados, un jefe de galpón que no sabemos lo que es. Hasta la pagina es trucha", dijeron fuentes consultadas por LPO. "Son intermediarios que importan desde China y venden servicios a los negocios locales. En el video de Macri se ve claramente que no es una fábrica, es un depósito", agregaron.

En las últimas horas explotó el escándalo. El dueño hace meses no paga los sueldos y se comprueba que la visita a la fábrica fue una puesta en escena. "Un montón de familias se quedaron en la calle y no tienen para comer. No tenemos ingresos y no tenemos respuestas", explicó Agustina Pereyra Nuñez, trabajadora de la empresa en el piso de C5N.

La situación parece una réplica del film argentino "PLATA DULCE" de Fernando Ayala y protagonizada por Federico Luppi, Julio de Grazia y Gianni Lunadei. La película refleja lo ocurrido en la dictadura militar dentro del escenario económico del país. En medio de un endeudamiento grosero del país, se derriban los derechos sindicales y cae la industria mientras aumentan astronómicamente las ganancias de bancos y financieras. Una fábrica de botiquines en la disyuntiva de cerrar o continuar con las ideas de uno de sus socios Bonifatti quien transforma este lugar en un depósito fantasma hasta que un revés deja a este lugar sin actividad ni destino.