PIQUIN MALTRATADO EN UN DESFILE

Era un desfile a beneficio y el bailarín, convocado sobre la hora accedió de buen grado. El marco, las escalinatas de un importante hotel marplatense.

Las complicaciones comenzaron cuando le reconfirmaron el horario de ensayo sobre el minuto y sin anoticiarlo previamente. Luego, la superficie no era la necesaria para poder bailar sin lastimarse y finalmente lo dejaron de lado con la promesa de que iba a desfilar como modelo de una marca.

Finalizado el desfile de todas las marcas, una modelo le consultó al bailarín internacional que hacía esperando en el fondo del back, el contesto que "lo vinieran a buscar para su salida", momento en el que se enteró del destrato profesional que había recibido.

Hubo gritos, acusaciones y un artista injuriado que quiso prestar gratuitamente sus servicios en un desfile a "beneficio" y fue dejado de lado.