PIQUIN ABANDONO UN ESCENARIO EN MENDOZA

El bailarín Hernán Piquín, que se presentó anoche en el auditorio Ángel Bustelo, abandonó el escenario muy enojado sin terminar la función, debido a que espectadores del lugar utilizaron constantemente cámaras fotográficas con flash y molestaron su performance.

El problema se suscitó en la función del espectáculo Pasión tango, que el prestigioso bailarín y participante de “Bailando por un sueño” presentaba en Mendoza, como parte de su gira nacional.

La producción del espectáculo había pedido por micrófono en al menos dos ocasiones que no estaba permitido sacar fotografías con flash, debido a que los fogonazos perturban la interpretación que los bailarines realizan. Pero el público no hizo caso y continuó utilizando cámaras con flash, cuestión que provocó la ira del propio Piquín, que plantó a los espectadores pocos segundos antes del final de la función.

El enojo siguió incluso cuando todo el cuerpo de baile se retiró del lugar. Según algunos testigos, incluso, el auto en que se retiraron Piquín, la bailarina Cecilia Figaredo y sus colaboradores tomó en contramano la calle Virgen del Carmen de Cuyo para dirigirse al hotel donde estaban alojados.

Está previsto que Piquín actúe esta noche en el centro Cultural Centorbi (ex Ducal), del departamento de Rivadavia, y seguramente los productores deberán prever que algo como lo que sucedió en el Bustelo no vuelva a ocurrir.

Fuente: Diario Uno de Mendoza.