PAPA FRANCISCO: "ES PRECISO DESTRUIR LAS BOMBAS NUCLEARES"

Sí, realmente tengo miedo. Estamos al límite. Basta un incidente para desencadenar la guerra. No se puede correr el riesgo de que la situación precipite. Por lo tanto es preciso destruir las armas nucleares", dijo el Papa Francisco ante los 70 periodistas que lo acompañaban en su viaje a Chile sobre una inminente guerra nuclear.

A cada periodista le brindó una foto en la que se ve a un niño con el cuerpo de su hermano muerto en la espalda en una fila para cremarlo y debajo la frase "fruto de la guerra" escrita por el.

De esta forma el sumo pontífice mostró la importancia en su agenda institucional del desarme que propone para que el mundo con decenas de hipótesis de conflicto entre primeras potencias no colapse dejando millares de muertos civiles.

Al llegar a Chile y pese a las controversias por los exagerados gastos de su visita (mucho menores a los de otros primeros mandatarios) y la crítica social a la Iglesia Chilena, más vinculada a los tradicionalismos y sus vínculos con el estado, el Papa fue directo a la tumba del Obispo Alvear, llamado el "Obispo de los pobres", uno de los pocos que se enfrentó a Pinochet en los años duros de la dictadura del vecino país. "El Papa como la Iglesia habla por sus gestos" según repiten los especialistas. Además antes de finalizar su viaje se reunirá con víctimas del proceso militar pinochetista. Por si fuese poco, realizará la primera visita de un Papa Católico a una cárcel de Mujeres en medio de su viaje y hablará con las internas.

Francisco logró recuperar parte de la feligresía brasileña que había escapado a nuevos cultos y ahora va por la misma misión en Chile: recuperar a los practicantes que alejados del credo por mensajes excluyentes a su realidad o denuncias de abusos fueron alejándose. Un signo de la decisión firme del Papa sobre los casos de pedofilia en Latinoamérica es la intervención de una institución religiosa en Perú en donde su titular fue puesto a disposición de la justicia local.

Su mensaje interpela, hacia adentro de la iglesia y hacia afuera. ¿Cuál es la Iglesia que el Catolicismo propone hoy en día? ¿Cuál es el mensaje más cercano al pontificado de Jesús? "Quiero pastores con olor a ovejas" dijo el Papa en los primeros días de su pontificado y en esa dirección se dirige.

Su último libro "Latinoamérica" con el resumen de varias entrevistas al ex cardenal Bergoglio dan cuenta de su mirada social. "Evitar la cultura del descarte" y "Cuidar a nuestros ancianos" fueron algunas de las miradas que irrumpen en un mundo capitalista cada vez más anclado en la productividad concentrada, la falta de trabajo y distribución de ingresos. El Papa Francisco irrita a diferentes "status quo" impuestos y naturalizados en nuestro días, va hacia una mirada solidaria del entramado social y tienen frentes abiertos no sólo fuera de la Iglesia que dirige sino también dentro, donde cambiar una cultura milenaria de la jerarquía y el silencio es una tarea titánica que busca el Papa Latinoamericano más allá de sus palabras.