OTRO ESCANDALO CON LA COMPRA DE BARBIJOS - CIUDAD DE BUENOS AIRES

El gobierno de la Ciudad otra vez quedó envuelto en un escándalo por la compra de barbijos en medio de la pandemia por la supuesta estafa de una empresa "fantasma" que se habría quedado con 170 millones de pesos.

La empresa E-ZAY, dedicada al rubro informático, le vendió 5 millones de máscaras por $340 millones y cobró el 50% de esa operación por adelantado y sólo entregó hasta hoy apenas entregó apenas 150 mil según publica una investigación del sitio INFOBAE que detalla que NADIE ATIENDE en los teléfonos ni tampoco figura en los registros comerciales la dirección de Puerto Madero brindada a la Ciudad.

La empresa E-ZAY no fabrica Barbijos sino que es una intermediaria y fue asignadad por el ex Subsecretario de Administración del Ministerio de Salud, Nicolás Montovio que debió renunciar por el escándalo de los barbijos N95 comprados también a una empresa tercerizada propiedad del abogado de Clarín, Saenz Valiente que a la vez comparte otras empresas con el hermano del Jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel.

El nuevo escándalo involucra barbijos de la marca DIMEX. “Barbijo de un solo uso, plegado, tricapa, con tiras. Confeccionado con dos capas externas de tela no tejida de polipolipreno y una interna de material filtrante a un amplio espectro de olores, con una capacidad de filtración superior al 85%”, detalla la documentación entregada a la Ciudad de los productos NUNCA entregados para el servicio de salud.

Además del sobreprecio por la compra millonaria (5 millones de barbijos a $68 cada uno) cuando la productora de esa mascarilla le vendió ya a la ciudad por la mitad de precio (CINMOR SRL). se registran otras irregularidades.

Los datos de la empresa E-ZAY no cierran por ningún lado. La firma se fundó en 2015 y se dedica la comercialización, distribución, importación y exportación de equipos de informáticas. Recién en febrero de este año se inscribió a la AFIP para vender instrumental médico, odontológico y artículos ortopédicos.

Según registros comerciales consultados por Infobae, una de las socias fundadores, Mónica Graciela González renunció a fines de 2018, cuando se designó como gerente José Jesús Paladino, quien fijó un domicilio en Alsina 1149. Infobae se acercó esta mañana al lugar, pero no encontró a nadie.

En los papeles que presentó la empresa al Gobierno de la Ciudad, figura un domicilio en Puerto Madero, Alicia Moreau de Justo 1150, y aparece el nombre de un apoderado, Leandro Morbelli.

La empresa E-ZAY no tiene página web ni redes sociales. Y los dos teléfonos de contacto que presentó ante la Ciudad no funcionan. Además, registra varios cheques registrados y deudas como empleador del año 2018.

Varios interrogantes se suceden con la adjudicación de esta compra: ¿La Ciudad controla a sus proveedores? ¿Por qué pagaron el 50% de la operación antes del primer envío? ¿Por qué compra a una empresa intermediaria cuando anteriormente había comprado a mitad del valor a la productora de mascarillas? ¿Quienes intervinieron en la operación y que relación tiene el ex funcionario con dos operaciones fraudulentas en la compra de productos altamente sensibles en medio de una Pandemia Mundial?