NUEVA SEDE CULTURAL COREANA EN BS. AS. - INAUGURACION

La nueva sede cultural de la República de Corea fue inaugurada este miércoles en el ex Palacio Bencich de la calle Maipú en la ciudad de Buenos Aires.

En la ceremonia de inauguración estuvieron presentes el embajador de la República de Corea, Lim Ki-Mo; el director del Korean Culture and Information Service (KOCIS, del Ministerio de Cultura, Deporte y Turismo de Corea), Kim Tae-hoon; el director del Centro cultural Coreano, Jang Jinsang; el secretario de Gobierno de Cultura del Minsiterio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Pablo Avelluto; el ministro de Cultura de Buenos Aires, Enrique Avogadro; la diputada de la Nación y presidenta del grupo parlamentario de amistad con Corea, Karina Banfi, y el presidente de la Asociación Coreana en Argentina, Lee Byung Hwan.

Corea y en España.

El tercer y último corte de cinta inaugural fue el de la sala Kim Yun Shin, dedicada a esa artista integrante de la colectividad coreana en Argentina, quien hace casi 40 años inmigró al país y desde entonces se aboco a su tarea artística. Para ese corte, se sumó la periodista y presidenta de la Asociación de Amigos de la Cultura Coreana, Alicia de Arteaga.

Hacia el final, la Orquesta Escuela de Chascomús y la Banda de Vientos Juvenil de Buenos Aires recibieron del director Jang y del coordinador de Orquestas y Coros del Ministerio de Educación de la Nación, Eduardo Ihidoype, una donación de instrumentos. Ambas formaciones realizaron una presentación musical en vivo y el público pudo disfrutar de un cóctel con comida y bebida coreana.

Nueva sede del Centro Cultural Coreano

Desde noviembre de 2018, el Centro Cultural Coreano en Argentina tiene una nueva sede: el ex Palacio Bencich, una formidable mansión ubicada sobre la calle Maipú en las cercanías de Plaza San Martín, una de las zonas más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires.

Este nuevo espacio, de 2.000 metros cuadrados, albergará una colección permanente de cultura coreana, un sector especial para muestras temporales y una gran sala para conferencias, funciones y proyecciones, además de un renovado espacio para las clases de idioma coreano.

La nueva sede del CCC también mantendrá espacios emblemáticos como su biblioteca de consulta abierta, área de lectura y escenario al aire libre, todos adaptados a mejores condiciones y posibilidades.

El edificio ha sido acondicionado para mantener la tradición arquitectónica porteña pero con una nueva impronta surcoreana, con diseños, decoración y mobiliario realizados en el país asiático. De este modo, el espacio físico se vuelve en sí mismo una conjunción propia de estilos de Argentina y Corea.

Tras años de trabajo y crecimiento del Centro Cultural Coreano, esta nueva sede responde a la intención de la República de Corea de estrechar sus lazos con la Argentina y refleja la expansión y consolidación de la cultura coreana, tanto tradicional como moderna, en este rincón del mundo.