"NI UNA MENOS": 3er. AÑO DE MARCHAS EN TODO EL PAIS - FUERA DEL SHOW

La marcha llegó para quedarse. "Ni Una Menos" fue el grito que despertó conciencias adormecidas ante el horror hace 3 años. Ante la indiferencia político-partidaria hasta horas antes de su realización, la movilización plasmó un tema acallado durante décadas o mejor dicho, siglos.

Los medios se acercaron de a poco a aquella quijotada iniciada por el colectivo de mujeres y donde especialmente pusieron cuerpo y alma colegas periodistas en la organización de lo que finalizó siendo un hecho mítico para la cultura argentina que hoy se replica en otros países del mundo atravesados por la misma cultura patriarcal opresiva cuya consecuencia más espantosa es el FEMINICIDIO y el FEMICIDIO.

El 3er año llegó congregando con igual fuerza a familias enteras, organizaciones no gubernamentales, centros de estudiantes, y ahora si, partidos políticos que suman sus fuerzas a este reclamo, en medio de un año con crecimiento de estadísticas de homicidios por esta causa.

"El estado es responsable" se escuchó como principal bandera. Pese a la asignación presupuestaria al Consejo Nacional de las Mujeres que articularán cientos de medidas dirigidas por Fabiana Tuñez, el dinero es poco en relación a otras áreas del estado (60 millones en el año para todo el país).

Planes nacionales de educación de género en escuelas primarias y secundarias, Obligatoriedad de capacitación de género para fuerzas policiales y poder judicial, interrelación de recursos para la asistencia de personas en vulnerabilidad de género, hogares y pensiones graciables (entre ellas la aprobada para menores victimas colaterales por el homicidio de sus madres llamada Ley Brisa) son algunos de los puntos fundamentales que deben cambiar el entramado nefasto que somete a las mujeres desde el día de nacimiento, corta sus posibilidades, oprimes sus deseos y diezma sus existencias.

"Ni Una Menos" fue una tendencia absoluta en redes sociales, y movilizó nuevamente a cientos de miles de personas en todo el país. Ahora la difusión debe ser sostenida y permanente, no sólo para contar en los medios las crónicas morbosas con fines comerciales o de rating, sino para dar herramientas que permitan a decenas de miles de mujeres, salir del calvario cotidiano de vivir con la violencia y la amenaza. Cada 3 minutos golpean a una mujer en nuestro país y cada 30 horas una mujer es asesinada: generalmente por alguien que debería amarla y respetarla.

"Ni Una Menos" es un Grito, silenciado para algunos que todavía no quieren escuchar y un estruendo que surcó el océano para llegar a España donde se replicó esta idea, además de toda Latinoamérica.

Luis Bremer