MORIA - MOLE: EL PODER DE LAS PALABRAS

En medio de una nueva emisión de "Bailando..." se suscitó una situación particular entre la Mole y la jurado invitada Moria Casán.

Ahora bien, pensar que una insinuación de doble sentido puede derivar en una confrontación tan fuera de tono sería un reduccionismo. Algo se dejó ver de todos en esta contienda...

Primero: Que la situación no es nueva en lo más mínimo. Hay algo preexistente entre las dos personas que eclosionó en medio de latigüillos y tonadas.

Segundo: Moria desnudó otra cara del siempre sonriente participante y lo mostró con los ojos enrojecidos de furia, dejándonos la incógnita de cuál hubiese sido la reacción de este en un ámbito privado.

Tercero: La jurado desmitificó los clichés arquetipados que generan la antinomia capital-provincia, y tantos más.

Nada tiene que ver la sencillez y escasez de recursos de una persona con su calidad humana, su don de gente y sus modales. Relacionar la humildad con la insolencia sería naturalizar un prejuicio mentiroso.

Redondeando: ¿Qué hace que Moria desnude retóricamente con sus palabras y su velocidad a personas que se consideran fuertes en el certamen? ¿Resignificó el rol de la mujer o se cobró alguna cuenta pendiente?

Lo cierto es que ayer se vio un noqueo o "knock-out" en el aire de Showmatch sin una sola acción física, sólo el poder de la palabra para desvanecer al otro y dejarlo fuera de combate.