LIBERAN AL VIOLENTO DE SAN ISIDRO QUE GOLPEO AL VIGILADOR - CORONAVIRUS

La medida fue dispuesta esta tarde por juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, pese a que el fiscal de la causa, Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este, había solicitado que al imputado, Miguel Ángel Paz (40), se le dicte prisión preventiva por los delitos de “lesiones y amenazas”.

El rugbier dejará de estar con prisión domiciliaria, pero deberá permanecer aislado en su domicilio, ya que regresó el 12 de este mes de un viaje de Estados Unidos.

El hecho, que motivo incluso comentarios del propio presidente Alberto Fernández en redes sociales y entrevistas, ocurrió a las 21.10 del sábado 14 de marzo en un edificio situado en Rosales 2793, en la localidad de Olivos, cuando el vigilador, identificado como Gustavo Granucci, denunció la agresión por parte de Paz.

El ataque, que quedó filmado por cámaras de seguridad, se produjo en la sala del vigilador, adonde Paz, quien es inquilino en el edificio, se presentó visiblemente molesto y comenzó a insultar y golpear al empleado de seguridad.

Es que Granucci le había advertido que no cumplía con el protocolo de sanidad dispuesto por el gobierno nacional por el coronavirus para las personas que, como él, habían regresado de viajes a países donde circula el virus.

Rossignoli avaló el planteo excarcelatorio que había presentado la defensa de Paz, a cargo de los abogados Alejandro Becerra y Camila Maria Rubio, y desechó el pedido del fiscal.