LAS SOMBRAS DEL G-20 - DETALLES EXCLUSIVOS

La Cumbre de Presidentes del "G20" pasó por Buenos Aires con un resultado general óptimo, sin sobresaltos en el área de Seguridad y logística de los primeros referentes de las potencias mundiales responsables de la producción del 80% de los productos comercializados.

En la articulación de recursos y jurisdicciones ocurrieron algunos errores que en muchos casos fueron salvados sobre la marcha.

Un mes y medio antes de la Cumbre y ante la falta de coordinación de algunas gestiones de la "Unidad G20", el propio Hernán Lombardi se puso al frente del operativo acelerando compras y traslados de material y resolviendo rápidamente para llegar con los tiempos, a la realización de una reunión que se refeljó en medios de todo el mundo.

Sin embargo, el anillo de seguridad sobre la zona de Aeroparque se cerró el jueves por la noche antes del aterrizaje de los últimos vuelos de la terminal aeroportuaria de cabotaje obligando a más de 300 pasajeros a caminar un kilómetro para poder acceder a algún medio de transporte público.

Por otro lado, en Parque Norte donde se ubicaron a los más de 2000 periodistas de todo el mundo que cubrieron la cumbre se cortó en 2 oportunidades el servicio de WIFI prestado por una empresa interna que ofrece servicios tanto a esta locación como a Costa Salguero. El evento generó inquietud en los cronistas que intentaban enviar en tiempo real los videos y notas generadas desde Buenos Aires.

Un hecho que marcó el cruce de jurisdicciones y la interna entre Ciudad y Nación fue que las acreditaciones de las ambulancias del SAME que debían cubrir el Centro de Periodistas de Parque Norte nunca llegó, las unidades enviadas aguardaron casi 2 horas y finalmente se retiraron del lugar ofendidos por la situación y dejando sin cobertura sanitaria en plena cumbre (viernes) a este lugar en el que posteriormente se improvisó un servicio de ambulancias privadas para cubrir la ausencia imprevista del servicio público.

También en ese lugar, los cocineros y mozos de catering del lugar debieron dormir en la noche del jueves en el lugar debido a que no llegaron sus acreditaciones y se les iba a impedir el ingreso en la mañana del viernes dejando sin desayuno y comidas a más de 2000 colegas de todo el mundo en medio de la más agitada jornada de trabajo y sin ningún bar o restó cerca para poder subsanar esta falta.

La Vicepresidenta Gabriela Michetti llegó tarde al arribo del vuelo del Presidente francés Emmanuel Macrón e improvisó una excusa culpando a la PSA
que no le habría avisado ni a ella ni al Vice Canciller que la acompañaba. Sin embargo, se comprobó que esta versión no era correcta debido que la fuerza de aeropuertos estaba presta a recibirla y ante la llegada tarde apuraron el traslado de la mandataria con la mayor velocidad mientras Macron aguardaba en la puerta de su auto retenido por 2 integrantes del operativo de recepción.

Sobre la Gala en el Teatro Colón se sumaron las críticas del Cuerpo de Baile y la Orquesta Estable de mayor teatro clásico de Latinoamérica por ser excluidos de la realización de este espectáculo. Sobre el criterio artístico adoptado, las dudas fueron aclaradas por el propio Macri anoche en TN donde aseguró que sus pares tendrían poco tiempo y deseaba mostrarles una sucesión de imágenes de lo que Argentina contiene, con paisajes y recursos productivos. De allí nace la creación de Ricky Pashkus "Argentum" que marcó el retorno de Julio Bocca al Teatro Colón.

En la cumbre participaron 22.000 integrantes de distintas fuerzas de seguridad que blindaron Buenos Aires con la suspensión total de Subtes y Trenes que impidieron la llegada de habitantes al centro porteño además del Feriado Nacional que detuvo la actividad habitual de la ciudad.

Hubo desplazamiento no pensados de Mandatarios, con Macron y su esposa, a la cabeza que decidieron sobre la marcha visitar una librería en Barrio Norte y también el Mercado de San Telmo cambiando los planes previstos anticipadamente.

El balance de la Cumbre G20 fue positivo sumando una postal de brillantez al gobierno de Macri en medio de un panorama aciago en lo económico y social.