LA "BOMBA" DENUNCIADA: SE NIEGA AL DIALOGO

La Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans (FALGBT) intentó acercarse y entablar diálogo con la concursante Gladys “La Bomba Tucumana” en el marco de una denuncia en su contra en la Defensoría del Público, y ella se negó.

En diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad, el subsecretario de Diversidad Sexual de Santa Fé y Vicepresidente de la Federación Argentina LGBT, Esteban Paulón, señaló: “Hay una denuncia a la Bomba sobre sus primeros dichos en la Defensoría del Público, y sí, hubo una primera intervención cuando irrumpió esta defensa homofóbica de la heterosexualidad de su hijo.Hubo una primera instancia de buscar el diálogo, y ella se negó”.

Por otro lado, aclaró que no quieren convertirse en la “policía ideológica”, sino dialogar, y La Bomba Tucumana se negó.

“Tildar a un varón de menos hombre, que otros hombres, o a una mujer de menos mujer que otras, son todas cuestiones que no respetan a una persona en su condición cotidiana y representan homofobia”, consideró sobre los dichos de la Bomba Tucumana contra Gabo Usandivaras, a quien anoche trató de “damo”.

“La homofobia también es esto, otra expresión la vimos anoche, con la situación que vivieron las chicas lesbianas que se besaron en constitución, y una fue detenida”, comparó en nota con Moskita Muerta y Nilda Sarli.

“Con Gabo Usandivaras, que es gay abiertamente, tratarlo despectivamente diciéndole ‘damo’, alimenta esta actitud homófoba”, insistió.

Asimismo, Paulón se refirió a la defensa homofóbica por parte de La Bomba Tucumana, a su hijo, Tyago Griffo, de quien se rumoreó que es homosexual: “En todos estos discursos que tienen que ver con esto, aparece una actitud que degrada a la diversidad sexual. Por un lado ‘defendiendo’ al hijo porque lo acusan de gay, y esto aparece como una degradación porque hay que defenderlo”, expresó durante el ciclo radial Por Si las Moscas.

Al tiempo que argumentó que “genera una cuestión en torno a la homosexualidad, porque entonces además el hijo, si así fuera, tiene que fingir una relación con una chica bailarina”.

En este sentido, reflexionó que “independientemente de cualquier circunstancia ella instala el tema, y por consecuente, instala la duda, y termina dañando a su propio hijo”. “Creo que esto se puede denunciar a la defensoría del público, que mete una instancia de diálogo y reflexión, sin convertirnos en policía ideológica”, arengó Paulón.

“Después si visibilizan el romance de una bailarina y una couch, y ayuda a la visibilización de la diversidad sexual”, rescató el funcionario sobre el certamen de Showmatch donde se manifestó así Gladys. Mientras que comparó que “pero por otra parte se generan temas, discursos y cuestiones que se ponen en agenda y que son dañinos, como la homofobia en este caso”.

Así, señaló que “Showmatch es un gran show, en el que suceden un montón de cosas, y que mide”. “Ha pasado en su momento cuando había una maratón de hombres en tacos aguja y le decían ‘la maratón gay’, ahí nosotros llamamos la atención y hubo una buena respuesta de la producción”, rememoró. E insistió que “ahora con La Bomba aparece con fuerza este tema de nuevo, y representa a Tucumán como provincia que además viene representando con fuerza lo que es una provincia conservadora, que se ha opuesto al matrimonio igualitario, que ha recibido con fuerza el adoctrinamiento de la iglesia católica”.

Por último, explicó que “homofobia es una actitud a partir de la actitud, basándose en la identidad de género de una persona, o en su sexualidad se ejerce sobre ella violencia física, simbólica o de cualquier otro tipo”.

“Una persona que tiene cierta visibilidad, tiene que entender que lo que dice tiene impacto sobre un montón de espectadores anónimos, la televisión tiene un rol educador, y muchas veces educa para el lado discriminador, porque muchas veces esas cosas la dicen las personas con fuerza en su capacidad discursiva”, concluyó.