HAY BRONCA EN MAR DEL PLATA

Aunque algunos no lo reconozcan públicamente la bronca de productores y artistas en Mar del Plata es un hecho. Y no es para menos. La decisión del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de llevar a cabo megarecitales gratuitos a la misma hora en que los teatros tienen función, está poniendo en jaque la inversión de aquellos que apostaron por la temporada y se encuentran con una competencia a la que consideran desleal.

Por el enorme escenario que montó la Gobernación en la playa Las Toscas, pleno centro, ya desfilaron El Bahiano (50 mil personas), Cacho Castaña (más de 100 mil) y, él último sábado, Ricardo Montaner (más de 150 mil). Los shows arrancaron cerca de las 22 horas y terminaron pasadas las 23 con la presencia de Daniel Scioli y Karina Rabolini saludando junto a los artistas. Conclusión: se superpusieron con la primera y la segunda de las funciones de teatro.

Esta semana, además de Montaner, habrá otros 2 recitales: el miércoles Pimpinela y el próximo sábado El Chaqueño Palavecino. Y la lista sigue, incluso en febrero...No es necesario recordar que el sábado suele ser el día más "fuerte" para los teatros. Pues este fin de semana no se notó... apenas si llegaron a la misma cifra de entradas vendidas que cualquier otro día, y eso que entró una enorme cantidad de turistas.

Resulta fundamental aclarar que ni artistas, ni productores, ni quien escribe se oponen a la realización de eventos gratuitos, que siempre son bienvenidos, ayudan a la promoción turística y le dan la oportunidad de disfrutar de buenos espectáculos a quienes no están en condiciones de pagar una entrada para verlos. Pero ¿es necesario hacerlo a la misma hora en que los teatros tienen función? No. ¿Es necesario hacerlo un sábado? No.
Si la pregunta es cuántos de estos espectadores hubieran optado por ir al teatro, no podemos responderla, pero anular la opción ofreciendo una alternativa de calidad y gratuita es desleal. "Gratuita" en realidad quiere decir pagada con los impuestos de todos, al igual que los fuegos artificiales que durante 15 minutos iluminan el cielo marplatense después de cada recital, y los cientos de globos naranjas con linternitas en su interior que se reparten entre el público.

¿Hay opciones? . Muchos paradores ofrecen recitales a las 4 de la tarde y tienen una concurrencia enorme. Sin ir más lejos, Dread Mar I se presentó gratis esta semana en Arena Beach ante 50 mil personas. ¿Por qué no se puede hacer lo mismo con estos recitales? Varios productores, entre ellos Javier Faroni, ya han planteado esta alternativa ante las autoridades correspondientes sin obtener respuesta alguna. También propusieron correrlo a los días lunes, que tienen una oferta teatral menor. Tampoco fue aceptado. Algunos artistas se quejan desde el escenario, como Coco Silly que en su “Catedra del Macho” se refiere a la situación.

Atentar de este modo contra quienes genuinamente han hecho de Mar del Plata un caso único en el mundo, una ciudad balnearia que llega a tener una cartelera con más de cien espectáculos por temporada, es sin dudas una decisión errada. Si quieren, todavía están a tiempo de corregirla.

C. Javier Fabracci