FISCAL DELGADO: "LOS JUICIOS TERMINAN SIENDO FUNCIONALES PARA HACER POLITICA EN UN SENTIDO PARTIDARIO"

El fiscal Delgado estuvo en "El diario de Mariana" y dio detalles del complejo y entramado poder judicial donde pocas causas llegan a juicio y donde muchas otras aparecen "causalmente" en momentos políticos determinados.

Sobre la causa de los "cuadernos" aparecidos que complicarían la situación procesal de funcionarios y empresarios señaló: "No podemos dejar este desafío en manos de Stornelli y Bonadio porque los excede" y definió la situación como una oportunidad histórica donde toda la sociedad debería comprometerse.

"Los jueces y fiscales tenemos que ser fieles sólo a la ley y no a amistades" dijo en relación al lobby político que suele hacerse sobre integrantes del poder judicial federal que deviene en la misteriosa desintegración de algunas causas a lo largo del tiempo. Sobre este punto amplió: "Nuestra justicia tiende a ser cómplice de los oficialismos y a cargar muy duro contra aquellos que dejaron de ser gobierno"

En relación al momento donde se destapó esta causa dijo: "Los juicios terminan siendo funcionales para hacer política en un sentido partidario" y sumó: "Hay jueces que terminan convirtiéndose en aquello que deberían controlar"

Sobre la detención de los últimos ex funcionarios y empresarios sin haberle tomado declaración a Centeno como así también a los detenidos con anterioridad por la llamada doctrina Irurzún dijo: "La prisión preventiva es un recurso restrictivo y peligroso... Si es como tirar granos de arroz, ojo que estamos todos en libertad condicional" y agregó: "La prisión preventiva debe ser en casos muy puntuales, por poco tiempo y hay q trabajar más rápido"

Sobre la posible animadversión del juez Bonadío contra la ex Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner aseguró que hay mecánicas para que si es así, las causas caigan o se recuse al juez. Y agregó: "Yo sufro la imputación de un juez que me inventó una causa" en relación al caso "Time Warp" con las muertes por sobredosis en el Costa Salguero y la actuación del juez Martínez de Giorgi.