"FILOMENA MARTURANO" SEL ALZO CON EL PRESTIGIOSO PREMIO VILCHES - MARDEL

Esta no fue una temporada más para los hacedores de la comedia dramática por excelencia en la cartelera local. "Filomena Marturano" marcó la reapertura del Teatro Provincial y lo hizo con creces, porque además de la enorme aceptación del público -que cada noche aplaude de pie la calidad y el talento artístico de su elenco- también se alzaron con varios premios.

Así fue que primero la obra que se presenta de viernes a domingo en el Provincial, ganó dos Estrella de Mar, y una semana después, obtuvo el distinguido galardón José María Vilches.

Instantáneamente, el celular del productor marplatense Dany Mañas quien también estuvo a cargo de la adaptación del texto, se inundó de mensajes de felicitaciones que llegaban de todo el mundo. Desde Susana Gimenez a Geraldine Chaplin, todos hicieron llegar su comentario lleno de afecto hacia esta propuesta que conmueve y divierte en cada función.

Claudia Lapacó, Estrella de Mar a la mejor actuación protagónica femenina en comedia dramática y premio a la trayectoria por sus 60 años con el teatro profesional, encarna a Filomena Marturano frente a un Antonio Grimau que se luce con verdadera maestría actoral en el papel de Domenico Soriano. La versión de Mañas incorporó cuidadas canciones que hacen que el público se retire de la sala cantando a viva voz. A ellos, al igual que al resto del elenco, fueron dedicados los saludos de las últimas horas.

Tanto en Facebook como Instagram y por Whatsapp, todos abundaron en felicitaciones y remarcaron lo merecido de cada premio, sobre todo el Vilches, que denota un valor superlativo al tratarse de un galardón que es otorgado anualmente a la obra de teatro que durante la temporada se destaque por “rescatar la dignidad humana y los valores sociales, por contribuir a la prédica de la libertad y de la paz” y por presentar “destacados criterios escénicos, autorales e interpretativos, tanto individuales como grupales".

El marplatense Dany Mañas logró darle vigencia y dinámica a este clásico del teatro italiano, estrenado en 1946 en el Teatro Politeama de Nápoles. Lo escribió Eduardo de Filippo, para su hermana Titina De Filippo. Dos años mas tarde lo estrenó Tita Merello en el Teatro Politeama de Buenos Aires y en 1950 filmó la icónica película. Curiosamente, los italianos esperarían 14 años más para llevarla al cine, aunque de la mano de Vittorio De Sica, dirigiendo a Sophia Loren y Marcelo Mastroianni.