ESTRENO "STRAVAGANZA" - TODOS LOS DETALLES

El espectáculo "Stravaganza" levantó el telón ayer para prensa y medios en el Teatro Broadway con una convocatoria multitudinaria en donde no faltó nadie.

Desde Moria Casán, Diego Armando Maradona, Marcelo Polino, Mariana Nannis y sus mediáticos hijos Charlotte y Alexander, Reina Reech, Enrique Pinti, Denise Dumas y Campi, entre otras figuras del espectáculo local.

Cerca de las 23 hs y luego de un hall ambientado con un tunel de aguas danzantes
para que pudiesen ingresar los espectadores, comenzó el show de alto impacto visual que contó con una inversión millonaria en pesos que pudo verse desde el ingreso del teatro, la iluminación, las nuevas butacas y sala además de la adecuación edilicia para la instalación de la mega piscina que ocupa todo el escenario.

Maradona
saludo a todo el mundo con 5 personas de seguridad que a una distancia considerable monitoreaban la situación, a su lado en la platea se ubicó Verónica Ojeda su novia y del otro lado, el Negro Luengo (fotógrafo de Ideas del Sur y conocido del astro). Se hizo traer una mini picada y espumante a la butaca durante la función. Vio la función completa, aplaudió de pie y no dejó de gritar de emoción cuando salian al escenario Flavio y Noelia Pompa.

Los espectadores de las primeras 3 filas fueron convidados con pilotos de lluvia por su cercanía con el espejo de agua en donde sucede el show. Para los que desean vivir una experiencia distinta, es una opción muy interesante.

Reina Reech no se paró en el final mientras la sala en su totalidad de pie agradeciendo el show.

Extrañó la ausencia de Carmen Barbieri que aparentemente tenía que viajar a la una de la mañana con su compañía a su próximo destino de gira.

Llegando casi a la mitas del show ocurrió un corte eléctrico desde la calle que sirvió de pie para invitar a los espectadores a un breve intervalo de 10 minutos para luego continuar el show con total normalidad.

Mariana Nannis y sus hijos fueron recibidos como rock stars al grito de "Grande Mariana!" por algunos espectadores pero a los pocos minutos la efervescencia se silencio, mientras Diego Maradona no paro de sacarse fotos con la gente durante las dos horas de la función con el mejor humor.