EL ULTIMO TRAGO...

En semanas pasadas Lindsay Lohan usaba botas para ocultar su brazalete de monitoreo, ahora la actriz mostró el artefacto mientras tomaba el sol en bikini.

Según informa el portal del diario Mirror, la actriz norteamericana se dejó ver en un bikini negro que permitió ver el brazalete en su tobillo izquierdo, la artista se relajó en la piscina de un hotel en compañía de unos amigos y su hermana.

Hace unos días Lohan tuvo de nueva cuenta problemas con la justicia de Estados Unidos luego de que se dijera que la joven se había quitado la pulsera.

Aunque la versión fue mentira, sí detectaron una cantidad mínima de alcohol en su sangre, por lo que una juez le fijó una fianza de 200 mil dólares para no ir a prisión.

Desde 2007, Lindsay enfrenta un proceso por manejar en estado de ebriedad y en fechas recientes fue condenada a portar el brazalete y a someterse a pruebas antidrogas de manera constante.