"EL FUTBOL O YO" - CRITICA

¿Qué pasa cuando la pasión se transforma en obsesión? Y ¿Y cuando la obsesión es una adicción que detruye todo vínculo del que lo padece?. Esta situación es narrada en clave de humor en "El fútbol o yo", la nueva comedia protagonizada por Adrián Suar y Julieta Díaz.

La pareja con química propia, ya probada en "El año que viene a la misma hora" en Teatro y "Dos más Dos" en cine, vuelve a encantar con esta historia de una pareja desgastada por diversos motivos que sintomatizan en la obsesión por el fútbol de Pedro (Suar).

Suar y Díaz llevan las riendas de esta comedia tragicómica, donde el deporte emblemático que puede ser entretenimiento, filosofía o pasión enfermiza, tiene un lugar revelador sobre los vínculos actuales.

El film tiene grandes escenas de lucimiento de los protagonistas a las que se suman las intervenciones de Alfredo Casero (maravilloso) que interpreta a un particular personaje que irrumpe en la vida de Pedro (Suar) y la actriz Miriam Odorico, con esa pincelada orgánica y verdadera de interpretación que posee y lo inunda todo.

Una comedia que más allá de su primera lectura, llevará a muchas parejas a repensar la inmensa tarea de reencontrarse en su propio vínculo, más allá de las interferencias de la velocidad de estos tiempos, el desgaste de la rutina y el escape del fanatismo futbolístico.