EL FANTASMA DE MESSI: SU HERMANO NUEVAMENTE PRESO EN LA COSTA

Luego del misterioso incidente en las islas cercanas a Rosario donde fue hallado en un baño de sangre y con un arma de guerra, Matías Messi vuelve a tener conflictos con la justicia.

Esta vez, el hermano de Lionel Messi, quedó detenido este fin de semana en Villa Gesell después de chocar a otro auto en la ciudad balnearia, acusado por “amenazas agravadas, lesiones leves, daño y resistencia a la autoridad”.

El episodio que derivó en su captura ocurrió el sábado cerca de las 19.30. “El Volkswagen Vento, que iba delante de la camioneta Range Rover que manejaba Matías, frenó para pasar un lomo de burro. El hermano de Messi siguió de largo y lo chocó”, precisaron a Clarín fuentes judiciales, sobre el hecho que se registró en avenida Buenos Aires y Paseo de los Pioneros, cerca de la disco Pueblo Límite.

“Ambos se bajaron y, al parecer, Matías intentó golpear al conductor del Vento, que logró esquivarlo. Fue entonces que Messi sacó del baúl un arma de fuego con la que le apuntó al otro hombre”, agregaron.

Los conductores empezaron entonces a forcejear hasta que los ocupantes de un tercer auto, que venía más atrás, dejaron su vehículo y decidieron intervenir. “Una de las personas del tercer rodado, que ya declaró, sacó un bastón de su vehículo y le pegó a Messi. Matías reaccionó subiéndose a su auto, hizo 30 metros para adelante, giró en U y volvió a embestir al Vento, aunque esta vez en el lateral derecho. Después se fue”, sumó la misma fuente.

Se montó un operativo policial para dar con Messi, que fue hallado 40 minutos más tarde en el acceso norte de Gesell. En su auto no encontraron el arma, aunque sí dos restos de cigarrillos de marihuana. Aún se espera el resultado de estudios complementarios para precisar si manejaba bajo el efecto de drogas.

Anoche, el fiscal Juan Pablo Calderón, le informó que su condición de "aprehendido" mutó a la de "detenido". Está previsto que en la jornada de hoy sea convocado a declarar y defenderse.