EL CONTRATO QUE UNIO AL INTENDENTE DE OLAVARRIA CON EL SHOW DE LA TRAGEDIA

Después de la tragedia en el recital de Carlos "El Indio" Solari", surgieron las dudas en torno a las responsabilidades del caso. ¿Quién estaba a cargo de la seguridad del evento? ¿Quién debía controlar el ingreso de personas?

Las miradas se repartieron entre la productora del evento, representada por Marcos y Matías Peuscovich, y el intendente de la localidad bonaerense de Olavarría, Ezequiel Galli según publica el Diario Perfil. El jefe comunal de Cambiemos, de 36 años, se había encargado de promocionar el show en redes sociales y ante los medios en representación de la ciudad. "La responsabilidad del municipio fue controlar la calle y el sistema de salud que no fue colapsado en ningún momento", argumentó tras la tragedia.

Perfil pudo accedió en exclusiva al contrato firmado entre ambas partes, presentado ante la jueza María Hilda Galdós, del juzgado Civil y Comercial 2 de Azul. El documento cual habilitaba a Solari a realizar el concierto en el predio conocido como “La Colmena”, y detallaba las responsabilidades de los actores.

Según el texto, el Intendente ubicaba al municipio como “fiador de las obligaciones que la productora asume frente a la cedente”, ya que la locación se encuentra en concurso de acreedores. Además, la Municipalidad se comprometía a realizar las tareas de acondicionamiento de “La Colmena”, tales como limpieza, desmalezamiento, nivelación de suelos y provisión de servicios propios del tejido urbano.

Fuentes cercanas al municipio confirmaron la veracidad del documento al portal del diario. La oficina de Galli hasta el momento no respondió, sin embargo, a los reiterados llamados de Perfil.

El contrato. El municipio autorizaba la productora a disponer del lugar desde el 1 de marzo hasta las 24 horas del 15 del mismo mes. Además, se aclaraba que -de no entregarlo en tiempo y forma- se cobrará una multa de 10 mil pesos. Como contraprestación por el uso de “La Colmena”, se llegó a un acuerdo por el monto de 300 mil pesos a abonar en dos partes iguales, la primera el día 6 de febrero y la segunda un mes después, el 6 de marzo.

El documento aclaraba que la organización de Solari debía hacerse cargo de la custodia y guarda de predio, como también de mantenerlo y cuidarlo entre el inicio de los preparativos y su devolución. Asimismo, la productora se hace cargo de “todo daño material o moral que pudiera ocurrir como consecuencia del show”.