DENUNCIA CONTRA JUGADORES DE BOCA

"Nunca he cogido un arma, un cuchillo y mucho menos amenazar a una mujer. Las mujeres son lo más valioso y las respeto mucho", se defendió el mediocampista de Boca Juniors Edwin Cardona, actualmente casado y con tres hijos luego de ser denunciado por 2 bailarinas luego de una fiesta en un Hotel de Puerto Madero.

Cardona y su compatriota y compañero de equipo, Wilmar Barrios, fueron ayer centro de las versiones que daban cuenta de un episodio ocurrido en los pasillos e ingreso de un hotel de la calle Petrona Eyle en Puerto Madero. Alli, según la denuncia, borrachos y bajo la supuesta influencia de estupefacientes, habrían golpeado y amenazado con navajas a dos bailarinas y presuntas trabajadoras sexuales en una fiesta.

Según el Dr. Miguel Angel Pierri, abogado de Barrios y Cardona, afirmó que eran víctimas de una extorsión.

A comienzos de este martes por la noche, ese rumor se convertía en una realidad: las dos bailarinas se presentaron en una dependencia de la Prefectura Naval Argentina para denunciar a los futbolistas según confirmaron a Infobae fuentes en los organismos de seguridad y el abogado patrocinante de ambas mujeres, el doctor Juan Martín Cerolini. "Los delitos que se le imputan a Barrios y Cardona son privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas", asegura el abogado: "Hubo golpes de parte de los jugadores". Según el letrado, las denunciantes no conocían previamente a los futbolistas.