CUANDO EL ARTE TIEMBLA...

El comité de Patrimonio de la Unesco puso punto final a la discusión sobre el paso del túnel del AVE (tren de última generación) cerca de la Sagrada Familia y La Pedrera en Barcelona.

En su reunión anual, en Brasilia, la máxima autoridad en conservación decidió que las obras de la alta velocidad no ponen en riesgo los edificios de Gaudí, que son Patrimonio de la Humanidad. El comité, no obstante, solicita que un comité independiente supervise las obras y se detenga la tuneladora "a la mínima alerta".

También ayer la Unesco asumió la resolución presentada por una comisión de expertos en la que se descartaba la "afección visual directa" de la Torre Pelli (Arquitecto argentino exitoso por construcción de rascacielos) a los monumentos sevillanos. No obstante, la citada comisión sí atisbaba un "impacto" del futuro rascacielos, de 178 metros, en el paisaje histórico.