"COTO" TENIA GRANADAS Y NO EN EL SECTOR DE FRUTAS - FUERA DEL SHOW

El empresario Alfredo Coto fue procesado por tenencia de armas ilegales en uno de los depósitos que tienen sus empresas justo debajo de uno de los supermercados. Fue citado por el juez Sebastián Ramos para el 17 de abril.

Asi es, mientras las personas deambulaban con los changuitos no sabían que debajo había un verdadero polvorín ilegal.

Todo comenzó en 2016, cuando en uno de los depósitos que tiene el hombre de negocios en el barrio porteño de Caballito, donde se encontró un arsenal de armas que pertenecerían a la Gendarmería Nacional.

Ante esta situación, la fiscal Paloma Ochoa imputó a Coto y su hijo Germán por el arsenal encontrado en una de sus sucursales, a los funcionarios responsables de ANMAC y de la dirección de fiscalización y control de gestión, sospechados de haber obtenido armamento de las fuerzas de seguridad de modo espurio y de haber ocultado el caso.

La inspección realizada por ANMAC, ex Renar, tuvo lugar el pasado 30 de agosto de 2016 en la sede del supermercado de la calle Paysandú al 1800, en la Ciudad de Buenos Aires.

El arsenal contaba con 227 granadas, ubicadas dentro de tachos, 41 proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, 2 de lanzamiento, 3886 municiones, 14 chalecos antibala, 22 cascos tácticos sin numeración, 9 escudos antitumulto, un gas pimienta y hasta un silenciador de armas.