"CORTEO" - CRITICA

Muere el payaso Mauro y entre el cielo y la tierra ocurre un espacio onírico de despedida y celebración. El duelo se transforma en evocación, el llanto en risa y la tristeza en la reivindicación de la existencia.

Sus comienzos en el circo, sus compañeros de toda la vida, el movimiento, el color... Todas esas imágenes que antes de partir se le pasean por los ojos ayudan a su emotiva despedida de la tierra.

Un espectáculo del Cirque du Soleil con una instalación distinta de la carpa central. El escenario central separa en dos la platea que verá el espectáculo en forma de anfiteatro. Un escenario rectangular al estilo galería con 4 fosos de orquesta y 4 púlpitos donde las performances irán rotando.

Gran parte de este show se da en el aire encuadrando ese espacio en donde no se está ni en la tierra ni en el cielo. Una especie de despegue de las creaciones donde pese a la intimidad del show, el color irá aumentando igual que el movimiento.

Personalmente, creo que es la mejor y más lograda puesta del Cirque en nuestro país. Poética, verdadera, emotiva y festiva, "Corteo" es la invitación a pensar en el devenir de la vida y el festejo en cada partida.

Luis Bremer