COMICOS & GENERO: REFLEXIONES QUE NO SON BROMA - POLEMICA

Primero fue Antonio Gasalla que en Radio Mitre dijo: “Cuando se dedican a hablar de que un tipo acosó a alguien, salen 50.000 acosadores desde el año 20 hasta ahora” sobre las denuncias de muchas mujeres que dijeron ser acosadas en ámbitos laborales a las que consideró una "moda".

Y agregó además: “A ciertas mujeres les gusta que las vean en bolas pero no les gusta que después digan cosas de ellas“.

Y en las últimas horas Martín Bossi despertó una polémica similar en el programa de Mirtha Legrand al dar su mirada sobre las denuncias y la violencia de género: "Soy un defensor de la mujer. Amo, muero y actúo todas las noches para ellas porque son una sana adicción para mí”, dijo el imitador.

Y siguió: “Es muy difícil ser heterosexual hoy porque vos sos homosexual y te aplauden y si yo salgo y digo ‘amo a las minas, soy heterosexual y estoy orgulloso’ me dicen ‘no aclares que oscurece, discriminador'”.

Bossi también habló de machismo y aseguró que éste “no siempre beneficia al hombre”. Para ejemplificar, contó que tuvo una crianza “machista, hermosa e inocente” con padres que fueron “víctimas de víctimas de víctimas”.

Y luego de dar un ejemplo de su infancia apuntó: “La conclusión es que está bueno que cuando un hombre le hace algo malo a una mujer lo castiguen pero también hay mujeres que, en menor medida, son psicológicamente violentas con los hombres o se sobrevictimizan”, agregó.

Son parte de 2 generaciones distantes y sin embargo coincidentes en cierta justificación del sistema machista que va más alla de la violencia directa contra la mujer y se cimenta en una diversidad de símbolos, costumbrismos, acciones y consideraciones sobre la supuesta "naturalidad" de cada género. Cuando en nuestro país una mujer muere cada 28 hs víctima de su pareja y cada 3 minutos golpean a una mujer, hablar de "modas" de las denuncias o de "sobrevictimización" de las mujeres es una manera cruel de banalizar una problemática criminal y sistemática que pese al paso del tiempo sigue replicándose día a día.

La violencia de género "NO ES BROMA" y los Humoristas no deberían tomarse la licencia de teorizar sin argumentos consistentes, una realidad brutal que no da para chistes ni trasnochadas miradas autoreferenciales.