BOLOCCO: LA AUSENCIA DE MENEM Y EL BULLING A SU HIJO

En mayo de 2001 Cecilia Bolocco y Carlos Menem ocuparon las primeras planas de todos los diarios y revistas de la Argentina y Chile cuando contrajeron matrimonio. Poco tiempo después, en plena campaña presidencial, anunciaron que estaban esperando su primer hijo. A pesar de que en un primer momento se especuló con que se trataba de una estrategia de cara a las elecciones, en noviembre de 2003 la modelo dio a luz a Máximo.

En el marco de una entrevista por el 30° aniversario de su nombramiento como Miss Universo, Bolocco brindó una entrevista y abrió su corazón como nunca: contó que tanto ella como su hijo de 13 años vivieron épocas difíciles debido a la ausencia de una figura paterna. "Hubo un momento muy triste y muy fuerte porque le hizo mucha falta tener un papá. Mi vida es muy femenina, me hacía falta que tuviese esa energía masculina, ese apoyo de un papá", dijo.

"Siento que es un niño muy especial, muy profundo, muy sensible y con una personalidad muy definida. También influyó que hemos vivido los dos solos desde siempre. No quedó otra que tener una comunicación muy estrecha y eso ha ayudado muchísimo", dijo la ex mujer de Carlos Menem en referencia a su relación con su único hijo, en diálogo con el Canal 13 de Chile.

Al ser consultada sobre su rol de "mamá-papá" durante la crianza de Máximo, Bolocco indicó que fue "complejo y difícil" y agregó: "Hubo momentos en los que sentí esa sensación de aflicción de no tener un contrapunto, esa persona con quien desahogarme y diseñar un poco la estrategia a seguir. Fue un proceso muy en solitario".

En ese sentido, dijo que el niño "sufrió bullying" y que probablemente la falta de esa figura paterna "afectó". "Sobre todo porque la situación de su padre en algún momento fue compleja en Argentina. Con Máximo no hubo tabú, con él hablé de todo, la comunicación y la verdad ante todo. Con el cuidado también fui asesorada, fui al psicólogo, él también. Son procesos que uno no tiene la habilidad de hacerlos de manera espontánea", explicó.

La ex modelo, que actualmente se encuentra en pareja con el empresario chileno José Patricio Daire, dijo que durante la niñez de Máximo se encargó de llevarlo a La Rioja para que viera a su padre. "Se hizo complejo en los últimos años pero siempre intenté", manifestó. "Él (Máximo) quería una familia, pero una familia un poco más grande, porque éramos una familia de a dos. Ahora se conformó una familia en donde no sólo ingresa Pepo (Daire), sino también sus hijos y sus nietos. Entonces la familia creció de manera extraordinaria: eso es lo que quería. Y ver a su mamá enamorada y feliz. Aprendí que para que mi hijo estuviera bien yo tenía que estar bien".