AMOR SIN PREJUICIOS: BESOS QUE DESCOLOCAN - OPINION

Uno de los importantes atractivos de "100 dias para enamorarse" es el desarrollo de guión sosteniendo la linea de pensamiento de cada personaje en función de su escena.

Laura Contempomi (Carla Peterson) atraviesa una crisis amorosa con su marido, se proponen un contrato de 100 días para ver que ocurre con sus deseos y su proyecto de pareja. En medio de esta situación intenta relacionarse con hombres que chocan con la incertidumbre de su crisis más el ideal buscado por ella. Además su ex se filtra en un chat de encuentros haciéndose pasar por un francés y el secretario de un juzgado usa su acercamiento amoroso para robarle información de una causa. En esta marea de emociones se maneja Laura, quien a veces se la ve desbordada y a veces decidida en cada uno de sus pasos.

Ahora, el beso de una profesora de gimnasia con la que comienza una amistad la descoloca. Primero en un baño, luego una explicación en su estudio jurídico donde trata de explicar que siente aunque no lo sabe muy bien. Cree que no le gustan las mujeres pero en medio de su cataclismo afectivo se siente contenida y atraída aunque no sexualmente, por el momento.

El hallazgo de la tira éxito del Prime Time es la posibilidad de tomar un contexto social y retratarlo sin prejuicios ni tabú. El público responde, el humor que contempla es acorde a situaciones y no a personas, y las interpretaciones magistrales.