¿AÑO SABATICO PARA TINELLI? - BOMBAZO

Ayer fue la última instancia de ofertas del Grupo Indalo con Marcelo Tinelli para intentan zanjar las diferencias económicas y volver a conformar la producción del "Bailando 2018". La reunión no tuvo resultados positivos y Tinelli dio por finalizada la negociación.

¿Qué significa esto?

En principio Tinelli debería comenzar una demanda (más allá del cruce de Cartas Documentos e Intimaciones) contra los dueños de su ex productora. Luego, los propietarios de INDALO MEDIA (dueña de Ideas del Sur) deberían ratificar judicialmente lo que dicen a la prensa: que Tinelli sigue siendo "socio" de la empresa además de Gerente General de Contenidos. Y desde allí, el inicio de un largo camino litigando hasta que la justicia defina finalmente si el conductor esta liberado para poder conducir un formato similar en El Trece que a la vez también tiene contratos firmados con INDALO.

Por otro lado, Tinelli compró los derechos a Televisa con su nueva productora "Laflia" (por el momento sin proyectos confirmados en televisión: sólo algunos llamados para un programa con Denise Dumas y Listorti en Canal 9 sin fecha fija). Por lo tanto Tinelli tiene al conductor (el mismo) y los derechos del certamen de baile más medidor de la tele.

Por otro lado, "Ideas del Sur" a través de INDALO tiene el estudio "La Corte" y los empleados de producción de Tinelli que por el momento y más allá de los atrasos de pagos en sus sueldos, buscan una resolución del conflicto para no perder la antigüedad de sus puestos de trabajo, entre ellos están los directivos de IDEAS: Chato Prada y Fede Hoppe que no renunciaron todavía más allá de estar haciendo anuncios previos al debut del programa que no tiene ni fecha, ni presupuesto ni productora asignada...

Tinelli tiene algunos caminos para elegir por la via legal, sin embargo este camino podría dejarlo fuera de la pantalla chica nuevamente como ocurrió en 2013.

La ruptura de negociaciones de ayer a la tarde deja un panorama lleno de interrogantes y aún pocas definiciones mientras promediamos el mes de marzo y por cuestiones operativas ya sería materialmente imposible comenzar en mayo el programa de baile.